Administrador de fincas en Burgos: los vecinos ruidosos

Sin comentarios febrero 15, 2019

Uno de los problemas más comunes a los que ha de enfrentarse un administrador de fincas en Burgos son los vecinos ruidosos. Existe un protocolo concreto sobre cómo actuar en caso de que algún miembro de la comunidad moleste por el ruido que crea en su hogar. Por ello, en este artículo te explicamos en qué consiste.

Pasos a seguir para librarse de un vecino ruidoso

1. Dialogar de forma extraoficial

El primer paso que hay que dar y que se considera de buena fe es que, o bien el presidente o bien el administrador hablen con el vecino molesto. Lo ideal es comunicarle el problema y las quejas de forma extraoficial para que no se sienta amenazado desde un principio.

Administrador de fincas en Burgos: los vecinos ruidosos

2. Convocar una junta de propietarios

Si la actividad molesta no cesa, el presidente deberá convocar una junta de propietarios. En el orden del día habrá que incluir el recurso a medidas judiciales contra el vecino por las actividades que causan el ruido.

Si esta es aceptada por todos los vecinos, se aprobará y se le notificará de forma oficial al propietario en cuestión. Tras esto, dicho propietario puede cesar la actividad molesta aunque no está obligado a responder.

3. Interponer una demanda

Si aun así las molestias persisten, será el momento de interponer una demanda. Habrá que acompañar esta de la acreditación que demuestre que se le ha notificado al infractor anteriormente y del acuerdo de la junta de propietarios.

Tras esto, el proceso judicial seguirá adelante hasta que sea un juez el que le ordene a este vecino que pare de generar el ruido que molesta al resto del edificio.

En cualquier caso, ante cualquier problema entre propietarios lo ideal es contar con un profesional administrador de fincas en Burgos. Estamos al tanto de todos los procedimientos legales y podemos ayudarte.


Sin comentarios