Alquileres y la nueva realidad

Sin comentarios agosto 17, 2020

La irrupción de la pandemia provocada por el COVID-19 ha trastocado prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, también los arrendamientos de viviendas y locales. Tras un período de continuas subidas de los precios, sobre todo en grandes ciudades, los alquileres y la nueva realidad se enfrentan a una etapa de incertidumbre.

Medidas implementadas por las administraciones para paliar los efectos de la pandemia

Alquileres y la nueva realidad

Con la declaración del estado de alarma el pasado mes de marzo, se pusieron en marcha algunas medidas para ayudar a los inquilinos. Los desahucios han quedado suspendidos por un plazo de 6 meses desde la imposición del confinamiento para todas aquellas personas cuya situación sea vulnerable. Por el mismo período de 6 meses, se impide a los propietarios subir la cuota mensual a sus inquilinos. También se ha establecido la posibilidad de aplazar el pago del alquiler por parte del arrendatario si este se encuentra en una situación de precariedad y el propietario es un gran tenedor. En lo que respecta a este aplazamiento, si el arrendador y el arrendatario no llegan a un acuerdo, este último puede beneficiarse de un programa de ayudas de financiación a coste cero con aval del Estado. Estas ayudas consisten en un crédito que cubre hasta 6 mensualidades del alquiler a devolver en diez años.

Otra medida que se ha llevado a cabo desde las Administraciones ha sido el establecimiento de ayudas directas al alquiler. Pueden acceder a dichas ayudas las personas físicas que acrediten estar en situación de debilidad económica sobrevenida como consecuencia de la pandemia. Las Comunidades Autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla son las encargadas de la tramitación y concesión de dichas ayudas. El importe máximo al que pueden llegar estas ayudas es de 900 euros al mes, durante un plazo máximo de 6 meses.

Como queda el mercado del alquiler en esta nueva realidad

Una de las primeras consecuencias que ha traído la pandemia provocada por el COVID-19 es la ampliación de la oferta. En Madrid, las viviendas en alquiler han pasado de unas 12 000 a 20 000, suponiendo un aumento sin precedentes. Esto es por la paralización del sector turístico, ya que muchos de los pisos dedicados a este sector han pasado al alquiler convencional. No obstante, la mayoría de los analistas no esperan que se produzca una bajada de precios en el mercado del alquiler. Al menos no una significativa.

Los alquileres y la nueva realidad van a seguir siendo un quebradero de cabeza para muchas personas que se hayan visto afectadas por la situación. En Acove Gestión S.L. tenemos una experiencia de más de diez años en la gestión de alquileres. Contacta con nosotros, podemos solucionar tus problemas derivados del arrendamiento.


Sin comentarios