Propietarios morosos

Sin comentarios mayo 20, 2020

Con la crisis generada por la pandemia de la covid-19 es probable que la tasa de propietarios morosos aumente en las comunidades de propietarios. Por este motivo, es importante contar con una administración de fincas especializada en cuestiones jurídicas, es decir, para saber cómo y cuándo actuar ante este posible problema.

En Acove tenemos una dilatada trayectoria en el ámbito de la gestión de fincas, (administración, economía y contabilidad, asesoría jurídica, etc.).

Gestión de la morosidad

La morosidad puede constituir un serio problema en una comunidad, ya que el impago de un propietario puede terminar ocasionando perjuicios al resto, de ahí la importancia de reclamar las deudas. Para la gestión de la morosidad, es necesario contar con un asesor jurídico especializado y seguir un procedimiento establecido para ello.

Propietarios morosos

Junta de propietarios

Es obligatorio celebrar una junta de propietarios en la que se tendrá que aprobar la certificación y liquidación de la deuda. Además, también se tendrá que habilitar al administrador para exigir esta deuda de forma extrajudicial.

El propietario deudor también tiene que estar informado de la convocatoria de la junta (carta certificada, burofax o correo electrónico).

Redacción del acta

En la reunión de propietarios donde se apruebe la certificación y liquidación de la deuda se tendrá que redactar un acta. En este documento se desglosará la deuda por fechas y conceptos , además, también se tendrá que incluir la autorización para que el presidente o administrador pueda iniciar un proceso judicial.

El acta también tendrá que ser remitida al propietario deudor por las vías comentadas anteriormente.

Certificado o liquidación de deuda

Para finalizar, se tiene que redactar el certificado o liquidación de la deuda. Este documento se remitirá como una carta (certificada o por burofax) al deudor y expresará el acuerdo llevado a cabo por la junta. Tendrá que ir firmado por el secretario o administrador, con el visto bueno del presidente. En el contenido también se le advertirá de que se trata una acción previa al procedimiento judicial; además, se le otorga un plazo determinado para que liquide la deuda pendiente.

En caso de no liquidarse la deuda, se iniciará un proceso judicial monitorio, con el riesgo de abono de costas procesales por parte del propietario moroso.

Nos gustaría recordar que la comunidad de propietarios dispone de un plazo de cinco años para ejercitar esta acción.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que las comunicaciones referidas al deudor se han de notificar al domicilio que este haya indicado para las notificaciones referentes a la comunidad. En su defecto, se realizarán en el inmueble del que sea titular el propietario en la propia comunidad.

Para más información, es necesario contactar con una administración de fincas especializada en propietarios morosos, como es Acove , ya que la experiencia y la profesionalidad nos avalan.


Sin comentarios